Todo empieza y todo termina

El 31 de diciembre acabara el 2009 y el 1 de enero iniciara el 2010, ¿Obvio verdad?, es un hecho innegable que todo tiene un comienzo y un fin, eterno solo es el amor de Dios y Dios mismo, inmenso solo es él, todos los demás mortales somos solo mensos, porque tenemos limites iniciamos y acabamos, sin embargo, nunca hay que olvidarnos que la vida misma tiene el poder de cambiar nuestros planes, nuestros pensamientos, nuestras ilusiones, pero no puede cambiarte tu esencia , tu alma , tu espíritu permanece, ese solo Dios lo puede transformar.

Alguien, puede darte unas palmadas en la espalda, puede darte una palabras de aliento o consuelo cuando estas en medio de un gran dolor y a lo mejor te lo calmara por unos instantes, pero no curara las heridas, si sientes que te estas muriendo debes recordar los peores momentos de tu vida, te aseguro que siempre encontraras que hubo algo peor que lo que hoy te este pasando. Nada, absolutamente nada en el mundo puede ser peor que perder la vida, cuando esta se termina, se termina todo, Jamás intentes acabar tu mismo con ella, piénsalo muy bien ya que es lo mas valioso que tienes, por lo que este nuevo año yo te invito a que trates de disfrutar cada instante de tu vida como si fuera el ultimo, que no te angusties de más, que sigas luchando, sigue intentando ganar, no te dejes vencer por las vicisitudes, por las adversidades, si has luchado por lo que hasta hoy has logrado, porque no seguir haciéndolo, recuerda que siempre valdrá la pena.

Y hablando de ser positivo en la vida resulta que estaba un niño con su mama y le pregunta
-“mamá, mamá que significa la palabra re antes de cada palabra”
Y la mamá le contesta
-“mira hijo si dice rebueno es que es alguien muy bueno y si dice refuerte es que es alguien muy fuerte”
Y entonces el niño dice:
– “¡ay que bueno! porque mi boleta decía reprobado”

Busca las palabras de aliento, busca tener pensamientos positivos y alentadores, busca sentirte vivo, quizás solo así encuentres la vida que buscas, la felicidad que añoras, los golpes, los reveces, el corazón herido, las caídas y tropezones, no son tan importantes, todos alguna vez los padecemos, y recuerda siempre que es algo que el tiempo sanará, por lo que no desesperes nunca, no olvides que todo comienza y todo termina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s