Tomando decisiones

Esperando que alguno de mis 9 lectores que ya había conseguido me quede alguno, retomo algunos temas y volvemos a reincorporarnos, a lo mejor no al mismo ritmo que originalmente traía, pero vamos a tratar de que esto sobreviva.

Ahora con motivo de las festividades y el inicio de un nuevo ciclo anual tomo el tema de las decisiones, a mi me parece importante porque siempre estamos en ese proceso, constantemente estamos decidiendo que hacer, que no hacer, cómo hacerlo y para entender a lo que me refiero les pondré un par de frases solo para reflexión en este tema:
• Nuestra vida es una constante secuencia de decisiones.
• La posición que hoy tenemos para bien o para mal es el resultado de los planes y decisiones pasadas, por lo que los fracasos y éxitos se deben a esas decisiones antes tomadas.

La actitud, los valores y las emociones tienen una directa incidencia en esas decisiones, el tener una actitud positiva nos estimula a tomarlas pensando que las cosas pueden salir bien, los valores morales y éticos nos ayudaran como termómetro a desafiar o no al destino y por último el sentido emocional nos puede o no presionar a hacer algo en contra o a favor de alguien, por lo que, la combinación de estos tres elementos y el control que se tenga de los mismos son esenciales.

No quisiera ahondar en el tema, solo quiero dejarles sembrada la semilla de que no tomemos las cosas ni tan a la ligera, ni tan en serio, debemos como en todo, guardar el justo equilibrio.
Estos días he estado tomando decisiones que pueden cambiarme en algo la vida, algunas las he pensado mas que otras, pero gracias a Dios al parecer se han ido acomodando y considero que han sido provechosas, ahora que inicia un nuevo año recordemos lo que decía el gran Napoleón Bonaparte “No hay nada más difícil y, por lo tanto, más valioso que la capacidad de decidir”

Y hablando de decisiones a tomar resulta que iban dos tipos hablando un día y le dice uno a otro:
Vieras que ayer iba yo caminando con mi suegra por el parque. En eso, aparecieron dos tipos y se le fueron encima a ella. La golpeaban como animales.
El otro preguntó:
¿Y tu qué hiciste? Nótese la decisión que debía tomar
Pues me aparté, ¿Qué más iba a hacer?
¿Y por qué no te metiste?
Ah, no, ya era un abuso pegarle entre tres.

Así que amigos este nuevo año que en breve iniciara pensemos y decidamos, procuremos no hacerlo al revés ya que puede tener otras consecuencias.
Dios los bendiga a todos ustedes y a sus familias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s