Dolores Positivos y Negativos

Alguna vez te has preguntado ¿Por que Dios permite el dolor?, es una de las grandes preguntas de la humanidad, sobre todo cuando estamos en medio de uno muy fuerte, pero vamos a suponer que Dios te quitara la sensibilidad al dolor, podrías recargarte sin querer en una plancha o en una estufa prendida, hasta después de un rato te darías cuenta donde tenias las manos, y para cuando te des cuenta ya las tendrías carbonizadas e inútiles, podrías perder una pierna y no te darías cuenta sino hasta que intentaras caminar, el dolor físico es un retroalimentador, una señal de protección para saber que hacer y que no hacer, esa es su razón de existir, para informarnos hasta donde debemos cuidarnos, cuando esta débil nuestro cuerpo, cuando necesita reposo, cuando necesita arreglarse.

Por otro lado el dolor emocional funciona de una forma parecida, cuando algo nos molesta o nos preocupa, hay que interpretar el mensaje para tomar las cosas de diferente modo o verlas de otra forma. Si nos sentimos heridos, traicionados, decepcionados o abandonados por un ser querido, el mensaje pudiera ser: “Ama a tus seres queridos sin esperar nada, recibe lo que te quieran dar sin juzgarlos”.
Aunque otro mensaje del dolor podría ser: “Nunca permitas que las acciones de los demás destruyan tu autoestima”.

El hecho de que te sucedan tragedias, que te roban tu quincena, que te chocan tu automóvil, o que se te muera un ser muy querido, puede trastornarte emocionalmente, debemos aceptar que es una reacción totalmente humana y normal, sin embargo, si tratas de razonar cada situación, descubrirás que mientras Dios te permita vida, esta la podrás vivir feliz sin aquello a lo que te sentías tan ligado, el trastorno emocional puede llevarte a ver cuales son tus verdaderas prioridades, no estoy diciendo que debamos aprender a vivir sin auto o sin dinero, lo que trato de decirte es que la gente de éxito aprende de las malas experiencias y ajusta sus acciones de tal modo que las tragedias de la vida le resulten menos dolorosas.

Estaba un galán tratando de echarle mano a una linda chica, el tipo agarra valor y se le acerca a la chava y le suelta:
– ¿Tu sabes cual es la diferencia entre una pizza y hacer el amor?
– No.
– ¿Qué te parece si sales a cenar conmigo?

Todo lo que Dios nos da tiene una utilidad aunque nosotros no lo entendamos, el dolor es una de las cosas mas efectivas para que pelemos bien los ojos y tratemos de ver las cosas de manera diferente, tanto en el dolor físico como el emocional si seguimos haciendo las mismas tonterías seguiremos sufriendo, tal vez puedas revelarte y decir: “Pero no debería doler, no quiero que me duela” y a pesar de eso, sigue doliendo.
De hecho hay personitas que se las ingenian para sentir dolor las 24 horas al día los 365 días del año y no descansan ni los días festivos, y tal vez nunca se darán cuenta que ya es momento de quitar la mano de la estufa.

Por lo que mas quieras a pesar del dolor, trata de ser feliz.
Dios te bendiga.

CAMBIOS (México nos necesita)

Tiempos actuales, absurdos y controversiales, hay millones de criterios tantos como cada mexicano que habita este hermosísimo país, todos vivimos y sabemos que existe una crisis mundial que nos esta arrastrando cada día a llevarnos al extremo de cuestionar nuestros principios morales y éticos cada vez más, yo te exhorto a que aguantes, a que no modifiques tus valores, tus creencias, tus sueños e ilusiones, te hago una atenta invitación a que contribuyamos a mejorar nuestro entorno aunque sea un poco, te aclaro que no te estoy invitando a hacer sacrificios extremos, ni tomar las calles, ni las armas, nada de eso, únicamente te pido que sigas haciendo lo correcto, ¿Cómo es esto? Ahí te van unos ejemplos:

Corrupción vial y Policial (llámese agentes de transito o policías)
Solución: No Sobornes, ni permitas que te sobornen a ti, si te es posible denuncia estos hechos.

Robo de camiones enteros de mercancías, hasta con el asesinato de los choferes.
Solución: Compra en tiendas establecidas legalmente y exige tu factura o nota de compra.

Enriquecimiento ilícito ya sea de políticos o maleantes
Solución: No lo admires, ni lo practiques; repúdialo, sobre todo delante de los jóvenes.

Cada vez más mendigos en los semáforos y/o en las calles, y/o en cada esquina
Solución: Nunca les des NADA. Canaliza tu ayuda solidaria directamente a las instituciones de tu confianza, o cómprate el Melate o la Lotería Nacional que también ayudan, de perdido en una de esas le pegas al gordo.

PERO, SI NO te da confianza ninguna institución, no te sientas bien dando a la gente en la calle.

Las lluvias inundan la ciudad
Solución: Solamente tira papelitos y basura, EN LOS BOTES DE BASURA.

Revendedores de entradas para espectáculos
Solución: No les compres, aunque eso signifique perderte el evento.

Tránsito muy complicado en tu ciudad
Solución: Nunca cierres el paso; respeta las normas de transito; estaciónate en los lugares habilitados, no uses la de los minusválidos por el amor de Dios.

Hay muchísimas cosas más que se pueden hacer, es una realidad que en México estamos padeciendo una gran falta de civilidad, de principios morales, y de patriotismo.
Y es preciso que desde ya empecemos a cambiar nuestro comportamiento, sobre todo para que las nuevas generaciones que van aprendiendo lo que nos ven hacer, lleguen algún día a recuperar ese sentimiento de valor y orgullo y decir a voz de cuello y con la frente bien en alto: YO SOY MEXICANO Y HA MUCHA HONRA.

Permaneciendo impávidos, apáticos e indolentes de nuestra situación no ayudamos a mejorar en lo absoluto, por lo tanto, creo que perdemos el derecho de reclamar que las cosas están cada vez peor, ya que nosotros mismos no movemos un dedo por mejorarlas.

Te invito a que practiques algunas de las soluciones con las que te hayas sentido mas identificado y si quieres compartir algunas mas en este espacio, o platícalo con tus parientes, amigos, hijos, padres, etc., como dicen en los medios ten el valor o que te valga, créeme que necesitamos ir mejorando nuestro país y aunque creas que tu solo no vas hacer mucha diferencia, la verdad es que si tu cambias, el mundo cambia contigo, debemos practicar el Civismo, el respeto al derecho ajeno y la Ética y en eso únicamente podemos influir a los demás con nuestro ejemplo, vamos, te invito a comenzar hoy mismo, aunque sea tímidamente, aunque sea tibiamente, recuerda que una caminata de 1000 kilómetros empieza siempre con el primer paso.

Se encuentran dos amigos después de años de no verse y pues lógicamente les da un gustazo enorme y pues como es lógico, comienzan a recordar tiempos pasados y le dice Luís a Ricardo:
-Oye Ricardo y ¿Te acuerdas de aquella muchacha preciosa que estaba con nosotros en la prepa?
– ¿Cual de todas?
Luís: aquella muchacha que se llamaba Lupita…chaparrita, con muy buen cuerpo, con un pelo negrísimo como de melenita, que tenia unos ojazos negros, grandotes…que por cierto me daba de su lunch, de su refresco, y me daba hasta las pompis en la prepa, ¡¡¡Acuerdateeee!!!
Ricardo: … MMMMMM pues si ya la recuerdo y fíjate que ahora ¡¡¡Ella es mi esposa!!!…
Luís… bueno, en la prepa me daba hasta las pompis, pero me imagino que ya creció y ahora ya me ha de dar como por el hombro…….

Ojala y reflexiones un poco sobre el tema principal y me compartas tu opinión, me interesa mucho. Gracias y no olvides que otra de las cosas que hacen falta en este mundo es buen humor así que no escatimes las sonrisas. Animoooo.

Tu valor como Profesional

Si tu eres una persona que ayuda a la solución de problemas y conoces el valor de tus habilidades, ¿cómo lograr que paguen por ese valor?
Te voy a enumerar 3 pasos para mostrar ese valor de manera efectiva frente a tu jefe o posibles empleadores.

Primero: Clarifica tus ideas. Ten presente que estamos en una nueva era laboral. El mercado actual requiere que las organizaciones transformen su enfoque de “empleados” a “asesores de negocios”, un rol que cualquiera aspira a cubrir.

Segundo: Ayuda a tu jefe a vincular los “impulsores” de su negocio con el valor que tu ofreces. Las empresas también esperan que sus empleados agreguen valor en un nivel mucho más profundo que aquél al que estaban acostumbrados. Históricamente, se presentaban los avances en los logros de ciertas metas y eran los jefes o patrones los que conectaban ese valor con las necesidades de sus empresas, y en base a eso asignaban los incrementos, pero hoy un buen profesional es el que orienta activamente esas conexiones a fin de ser reconocida su participación.

Evalúa cómo esa falta de valor afecta a cada individuo involucrado en la decisión de incrementarte tu salario o contratarte. Identifica y cuantifica de ser posible en cada caso el impacto en la empresa en general, o en las responsabilidades laborales, en términos financieros. Al poner en claro esto con tu jefe o empleador, se sientan las bases de una relación valiosa.

Tercero: desarrolla tus habilidades para comunicarse en términos estratégicos. La intención actual de cada jefe es establecer lazos más estrechos con menos trabajadores y quieren trabajar con profesionales que consideren “partícipes responsables” de su éxito. Estos puntos son una ventaja adicional para los profesionales calificados y, como colaborador, ganarás acceso a información clave y estarás en condiciones de armar tu caso a favor del negocio.

Cuando hayas tenido las conversaciones correctas con las personas correctas, habrás conseguido diferenciarte y diferenciar el valor de las soluciones que ofreces, y es improbable que puedas ser desafiado o desplazado por un competidor y por lo tanto ser valorado efectivamente.

Ojala y te sirvan para reflexionar donde estas parado y hacia donde quieres ir como profesional en tu trabajo.

Un estadounidense, un ingles y un gallego están en un bar en París.
Charlan, toman y se divierten como locos. De repente el ingles dice:
– Que bien que se la pasa en este bar, pero yo conozco un Pub en
Londres que se llama “Pub Andrew” donde, tomas tu primera cerveza, tomas
tu segunda cerveza y ¡Andrew te regala la tercera!

El americano dice:
– Yo conozco un lugar mucho mejor en Nueva York que se llama “John’s
Bar” donde tomas tu primera cerveza y John te regala la segunda, tomas
la tercera y ¡John te regala la cuarta!

El Gallego dice:
– Lo siento pero yo conozco un lugar MUCHO MEJOR en Galicia que se
llama “Bodega Manolo” donde te pagan la primera cerveza, te pagan la
segunda, te pagan la tercera, te pagan la cuarta y hasta puedes ir al
segundo piso y ¡tener sexo gratis como loco!

El yankee y el inglés se miran y dicen:
– ¡Que Increíble ese sitio!, es de no creer, ¿realmente te pasó?
– No, responde el gallego, a mí no, ¡¡¡pero a mi hermana sí!!!

SEIS HABILIDADES ESENCIALES PARA NEGOCIAR

Como siempre ha sido y seguira siendo la idea de este blog de compartirles cosas interesantes y sobre todo que les puedan servir, les comparto el siguiente artículo:

Como un negociador de rehenes, George Kolhreiser, speaker del SMP Negociación y Gestión de Conflictos, ha tenido muchas oportunidades para llevar a la práctica lo que él predica como el arte de negociar. Estas son sus seis habilidades esenciales para resolver conflictos efectivamente.

1. Cree y mantenga un vínculo, incluso con su “adversario”. Para ello no es necesario que ese individuo nos agrade; lo único que hace falta es un objetivo en común. Trate a la persona como a un amigo, y base la relación en el respeto mutuo y la cooperación. Los líderes deben aprender a diferenciar entre la persona y el problema, y evitar las reacciones negativas a los ataques o las emociones intensas.

2. Entable un diálogo y negocie. Es importante no apartar la conversación del tema en cuestión, mantenerse concentrado en un resultado positivo y ser consciente de la meta común. La etapa siguiente es la negociación, en la que además de dialogar se “regatea”. El diálogo y la negociación producen transacciones genuinas y productivas para ambas partes. Necesitamos usar energía del cuerpo, emociones, intelecto y espíritu.

3. Ponga el pescado sobre la mesa. La frase proviene de Sicilia, donde los pescadores exponen su sangriento botín para limpiarlo en conjunto. Hacen la dura tarea y son recompensados con una rica cena al final del día. Si usted deja un pescado “bajo la
mesa”, empieza a pudrirse y a oler mal. En cambio, una vez que plantea
el problema, puede empezar a aclarar el enredo. Sea directo pero respetuoso, y hable en el momento oportuno.

4. Comprenda la causa del conflicto. Entre las raíces de una discrepancia se cuentan las diferencias en materia de objetivos, intereses o valores. Es crucial determinar si un conflicto guarda relación con intereses o necesidades. Los intereses son más transitorios y superficiales, como la posesión de tierras, el dinero o un empleo; las necesidades son más básicas y difíciles de negociar: identidad, seguridad y respeto, por nombrar algunas. Muchos conflictos parecen obedecer a intereses, cuando en realidad son producto de necesidades. Alguien que no ha sido promovido puede parecer triste por la falta del dinero extra, cuando en verdad el dolor está en la pérdida de respeto o una falta de identidad.

5. Aplique la ley de la reciprocidad. En general, lo que uno da es lo que recibe. Los seres humanos tienen instaurado un padrón de reciprocidad. Una técnica poderosa para dominar en cualquier tipo de disputa es enfatizar con los sentimientos y el punto de vista del otro individuo controlando lo que expresamos – tanto verbalmente como no-verbalmente. Una vez que hayas hecho esta concesión, seguramente el otro hará lo mismo.

6. Construya una relación positiva. Una vez establecido un vínculo, nutra la relación y siga tras el logro de sus objetivos. Trate de equilibrar la razón y la emoción, porque emociones como el miedo, el enojo, la frustración pueden desbaratar acciones bien planeadas. Entienda el punto de vista de la otra persona, lo comparta o no. Cuanto más efectiva sea la manera en que comunique sus diferencias y los puntos de concordancia, mejor comprenderá las preocupaciones del otro, y así mejorará sus probabilidades de alcanzar un acuerdo aceptable para ambas partes. Como demuestran los procesos de negociación para liberar rehenes, es más productivo persuadir que coaccionar.
Articulo tomado del :HSMGLOBAL

Dos tipos discuten:
– Entonces, Tatiana ha aceptado tu proposicion de matrimonio?
– Pues claro! Excepto que me ha dicho que tenga un poco de paciencia.
– Y eso?
– Me ha dicho que soy el ultimo hombre con el que desearia casarse.

Por favor sean felices

Fuente de Juventud Eterna

Hace unos días estuve chateando con una persona que estimo y respeto mucho, ya que trajo a este mundo a una de las personas mas importantes en mi vida, mi querida Suegra; después de los consabidos saludos le pregunte que como estaba y me contesto con una frase que me dejó pensando, la frase fue: “Bien, nada mas con los achaques de la Juventud Acumulada”.

Primero me dio gusto ver que mantiene un gran sentido de positivismo al ver el vaso medio lleno en vez de medio vacío; también, me puso a reflexionar en que, la juventud la podemos acumular y vivir eternamente jóvenes; ¿Y te digo por que? Porque la juventud no es una etapa de la vida, la juventud es un estado mental. La juventud no consiste en tener un cutis lozano, brazos y piernas ágiles, excelente visión, excelente reflejos, etc.
Ser joven es cuestión de voluntad, que exige ejercitar la imaginación, darle vigor a nuestras emociones, es mantener la frescura de las profundas fuentes de la vida.
Juventud significa mantener el valor para enfrentar los problemas con arrojo, con temperamento sobre la pusilanimidad de los apetitos, mantener vivo el ímpetu aventurero sobre el apego a la comodidad.

Desgraciadamente hoy nos ha tocado vivir en la Era Light por lo que, es más común encontrar esta actitud en un hombre de sesenta años que en un muchacho de veinte, porque a nuestros jóvenes desafortunadamente y gracias a que las nuevas generaciones de madres que no quieren sufrir los dolores de parto, piden las cesáreas a diestra y siniestra y le quitan a sus hijos ese empuje de vida, ese instinto de superar los obstáculos desde su nacimiento; y si a esto le adicionamos que ahora los Psicólogos retrogradas aconsejan que no los corrijamos con firmeza porque los vamos a traumar, estamos criando generaciones de seres humanos temerosos, flojos, cómodos, sin verdaderos valores de fortaleza, energía, arrojo y aventura y les robamos la juventud casi desde su niñez, pues cuando llegan a la adolescencia al menor obstáculo ya se quieren suicidar, pues no le encuentran sentido a su existencia y les parece demasiado dolorosa para vivirla.

Nadie envejece por el simple hecho de ir cumpliendo años de vida, envejecemos cuando desertamos a nuestros sueños, nuestros propósitos, nuestros ideales y metas.
Los años sin lugar a dudas irán arrugando la piel, pero cuando se renuncia al entusiasmo, a la alegría del deber bien cumplido, le salen arrugas al alma. Las preocupaciones, el temor, la falta de confianza en si mismo, encogen el corazón y aniquilan el espíritu.

Lo mismo a los sesenta años que a los dieciséis, en todo corazón humano debe palpitar el ansia por lo maravilloso, el constante apetito como de un niño por lo que ha de venir, y la alegría inherente al juego de la vida.

En cada corazón de cada ser humano existe una especie de estación de radio, que mientras reciba mensajes y señales de belleza, esperanza, alegría, valor y fuerza, tanto de los hombres y mujeres que le rodean como del infinito, llamémosle cielo o fe, seguirás siendo joven.

Cuando te das por vencido y dañas las antenas de esa estación, cuando las tormentas del pesimismo, la apatía y el cinismo cubran tu espíritu, entonces habrás envejecido, aunque solo tengas trece o quince años.
Pero mientras mantengas esas antenas en lo más alto de tu espíritu y tu corazón, dispuestas a captar las ondas del optimismo. Siempre habrá la esperanza de que mueras joven, aun cuando tengas cien años.

Y hablando de juventudes acumuladas; en un Rodeo presentan a un toro al que nadie puede montar mas de dos segundos sin caerse, llegan jinetes de todas partes, y el toro los barre en un segundo, de pronto entre el público, salta un joven de la tercera edad, monta al toro, el toro salta se revuelca, salta como enajenado, pero el viejito sigue montando, hasta que el toro cae rendido, la gente salta al ruedo, y lo llevan en hombros, se acercan sus hijos y le preguntan:
– ¿Como le hiciste papá tu jamás has montado?
– Pues no te acuerdas que tu mamá es epiléptica.

Animo y sean por siempre jóvenes, no es sencillo, pero es posible lograrlo.