LOS REPORTEROS REGIOS Y EL FUTBOL

Recién llegue a esta hermosa ciudad de Monterrey, me contaron que acá la gente era súper apasionada con el fútbol. Y que además eran súper localistas, para ellos no existen otros equipos más que los Tigres y los Rayados, tanto que si eres aficionado de otro equipo que no sea local, ni intentes ver los noticieros locales porque jamás te darán los resultados de otros equipos, por lo que cuando me contaron la siguiente anécdota la verdad si me la creí:

Cuentan que estaban dos niños jugando al fútbol en una canchita que había en un lote baldío en una colonia de San Nicolás. De repente, a uno de los chavos lo ataca un feroz perro Rottweiler. Pensando rápido el otro niño arranca una tabla de una cerca y le da un golpe en el cuello al perro y se lo rompe, matándolo en el acto.
Un reportero del famoso canal que tedarisa, que pasaba casualmente por ahí, observa la escena y corre a entrevistar al valiente niño.

-¡Espectacular!… Un valiente aficionado de los Tigres salva a su amiguito de las fauces de un agresivo perro asesino, escribe en su libreta al tiempo que lo dice en voz alta.¡¡Vamos Tíguereees!!
– Discúlpeme señor pero yo no soy aficionado de los Tigres -replica el pequeño héroe cuando escucha al periodista.
– Perdóname mi chavo, como estamos en San Nico, asumí que lo eras -contestó el reportero-. Entonces… ¿Qué te parece: “¡¡¡Valiente aficionado Rayado salva un compañero de terrible ataque de una bestia feroz!!!”.
– ¡¡¡Es que tampoco soy Rayado!!!
– Ah, bueno. Pensé que estando en Nuevo León serías Tigre o Rayado… ¿Entonces a que equipo le vas?
– Soy AMERICANISTA papá y a mucha honra Wuey.
El reportero borronea lo escrito y empieza una nueva hoja de su libreta:
“Criminal menor de edad, indigente, hijo de su repipin chamaco, mal parido, , integrante de la mara salvatrucha, de nacionalidad desconocida, asesina a un indefenso cachorro en el preciso momento en que éste se disponía a alimentarse.”

¿Será que haya sido así?, digo todos sabemos que los reporteros mexicanos, son íntegros y muy profesionales, además de muy celosos de su deber informativo, sino pregúntele al chavo que filmaron cuando lo estaban golpeando..

Saludos y feliz fin de semana.

Anuncios

Ejercicio, Deporte o el panteón.

Y siguiendo con esta categoría, es parte de nuestra época el vivir la vida aceleradamente donde una de las epidemias más agresivas nos ha estado agrediendo y para la cual aun no se ha inventado una vacuna ni un antídoto mágico, es “La Obesidad” la cual esta atacando fuertemente a nuestro amado México y ya no se diga específicamente la sultana del Norte, Nuevo León.

Uno de los problemas que origina este padecimiento es la falta de tiempo, niños, adolescentes y adultos pasamos demasiado tiempo sentados, ya sea en salones de clase, frente a los televisores, computadoras o en los escritorios de las oficinas, esta vida sedentaria combinada con la famosa “Fast food” impacta directamente en nuestros kilos de más.

La mayoría buscamos irónicamente la solución mágica desparramados en nuestro sillón favorito escuchando infinidad de comerciales que prometen derretirnos nuestras lonjas de grasa en segundos, solo marcando a un número telefónico y regalándoles un buen de dinero a los grandes comerciantes de ilusiones.

Es mucho más efectivo y barato incorporar a nuestra rutina diaria un poco de ejercicio, salir a caminar 20 o 30 minutos cuando menos 3 veces a la semana para empezar, siendo lo mejor hacerlo diariamente.
Es común iniciar cada año nuevo con este objetivo en nuestros propósitos, sin embargo, a la semana (y ya es decir mucho), abandonamos todo intento

Mucho se dice que la práctica deportiva es muy provechosa, sin embargo, cuidado ¿Cuál es el ejercicio más conveniente para ti? La respuesta es muy personalizada, porque no todos compartimos las mismas características físicas ni fisiológicas. Debemos considerar la edad, el metabolismo, padecimientos, si es mujer o varón, y muchas variables más, por lo que no podemos considerar que los mismos ejercicios que le funcionan a una persona le van a servir a todos. Es más, podemos causar más perjuicios que beneficios en algunos casos. Si vamos a un gimnasio es muy recomendable investigar antes sobre su personal que estudios y capacitación tienen, ya que la frecuencia cardiaca, la flexibilidad muscular, la historia clínica, edad, peso y estado de salud en general son muy importantes para definir que ejercicios podemos hacer y cuales evitar.

Otra cosa que hay que revisar bien es si vamos a hacer un deporte grupal por ejemplo el futbol, pues contemos con los 10 compañeros que necesitamos para competir, o si preferimos el tenis al menos tener quien nos regrese el saque, es difícil en esta época reunirnos con otras personas a hacer algún deporte, y ahí es donde caemos en uno de los riesgos mas peligrosos; porque el convertirnos en deportistas de fin de semana sólo hacemos ejercicio ocasionalmente cuando se pueden reunir los cuates para practicar con nosotros, corriendo el riesgo de infartarnos por no tener el acondicionamiento necesario para dar el esfuerzo requerido en un partido y esa falta de entrenamiento y la mala condición física adecuada puede generarnos problemas graves en vez de ayudarnos.

Es por eso que es mejor hacer ejercicio diario para lograr un mejor acondicionamiento, resistencia y flexibilidad en nuestro organismo.

A continuación les dejo unas opciones infalibles:

Estos eran dos amigos que eran gordos desde pequeños. Resulta que se encuentran después de algunos años de no verse… y uno de los dos ya estaba bien flaco. El gordo le pregunta:
-“Oye ¿Cómo le hiciste…?”
-“Pues fui a ver al doctor Gonzalitos. El tiene un sistema para adelgazar a base de ejercicio.”
-“Pero si tú siempre has sido bien vago ¿Qué paso?”
-“Pues mira: todos los días, cuando llego a su clínica privada al tratamiento, me recibe una guapísima modelo, completamente desnuda, que me dice: “Si me alcanzas, me haces el amor”, y se echa a correr. Todavía no la alcanzo, pero ya rebajé más de 30 kilos…”
-“Oye, ahora que me acuerdo ¿Qué ese doctor Gonzalitos no es el mismo que da consulta en el Seguro?”
-“Ese mismo… pero el tratamiento cuesta bien caro. No creo que te lo quiera dar por cuenta del Seguro.”
-“Ya veremos” -dice el gordo-. Al otro día va al Seguro a consulta con el doctor Gonzalitos. Y nadamás al entrar al consultorio, el doctor le dice:
-“Tómese una aspirina, y venga en tres meses. El que sigue….”
-“No, doctor. Yo vengo porque un amigo me contó de su sistema para adelgazar y…”
-“Ah sí. Pero es que ese sistema sólo lo utilizo en mis pacientes privados.”
-“¡QUE QUE QUEEEÉ! ¡Yo pago mi seguridad social, y exijo mis derechos! ¡O me da mi tratamiento para adelgazar, o le armo un escándalo fuera de su oficina, y además….!”
-“Ya pues. Cálmese. Preséntese mañana en mi clínica a las 7 de la mañana.”
Llega el gordo a la clínica y, al puro abrir la puerta, se encuentra con un negro inmenso, completamente desnudo, que le dice:
-“Si te alcanzo, te doy por donde te conté, hijo de tu Pink Floyd…!”
¡Y a correr…!

Dicen que la segunda opción es mucho más efectiva que la primera.
Te lo dejo a tu elección estimado lector, recuerda regalar sonrisas, también queman calorías.