Juventud y alimentación

Uno de los grandes deseos de la humanidad, de todos los tiempos, es poder detener el envejecimiento. A lo largo y ancho de toda la historia de la humanidad muchas cosas se han inventado y escrito sobre la fuente de la eterna juventud, antiguamente se usaban, brebajes, amuletos, espejos mágicos, e inclusive ofertando hasta el alma al maligno a cambio de permanecer jóvenes eternamente.
Hoy, después de tantas cosas y a pesar de otras tantas, el ser humano sigue en permanente búsqueda de dicha fuente, en mi muy particular apreciación, yo considero que aun no hemos aprendido mucho sobre el tema, ahora mas que nunca, y gracias al gran avance en la ciencia y al desarrollo tecnológico, hoy ya no usamos pócimas mágicas, pero tenemos operaciones estéticas para quitarse las arrugas, implantes, inyecciones, y un sin fin de etcéteras, que obviamente solo los que tienen las condiciones económicas y la mínima autoestima recurren a estos nuevos métodos.

Sin embargo, Dios no se equivoca nunca, y si él nos dio un cuerpo débil, y susceptible al deterioro por el tiempo, fue con un fin especifico, el cual a lo largo del camino de la vida que uno va recorriendo, vas descubriendo que si alimentaste tu cuerpo, tu alma o tu espíritu, con buena comida, con buenas acciones, leyendo buenos libros, asistiendo a buenos museos, a conciertos de buena música, admirando la belleza de la naturaleza, de un amanecer, la sonrisa de un niño, disfrutando de tu familia, amando a tu prójimo, perdonando al que te lastimo, haciendo oración, compadeciéndote del afligido, del enfermo, reconociendo y enmendando tus errores, trabajando honradamente, ofreciendo tu ayuda sin esperar recompensa, y muchos etcéteras mas, entonces y solo entonces veras que tus arrugas tienen un valor incalculable, tan grande que te sentirás orgulloso de tenerlas, y que por nada del mundo permitirías que te las quitaran ya que son la marca de una vida plena y productiva
.
Aquellos que se avergüenzan de sus canas y sus arrugas, en mi muy particular punto de vista, son los que se avergüenzan de su paso por este mundo, que quisieran regresar el tiempo o que no transcurriera, porque no han hecho nada aun que les satisfaga en esta vida. (Este párrafo no incluye al genero femenino, ya que su naturaleza fue hecha para ser hermosa, sin embargo, llevado al extremo, sin dignidad y moderación, pagan muy cara la factura de la vanidad, y para muestra por ahí andan deambulando varias monstruosidades).

Sin embargo, no estoy divorciado con la idea de que, debido a lo frágil de nuestro cascaron, tampoco debemos de abusar del mismo y que en la medida de lo posible debemos cuidarlo para que rindamos y hagamos mucho mas cosas en pro de la vida.

Cierto día un abuelito de 98 años estaba hablando por teléfono con su nieto; el nieto le dice:
Hola abuelito, te escucho muy contento, ¿Por qué?
El abuelito le contestó:
Es que acabo de romper el espejo.
¡Pero eso te da 7 años de mala suerte!, dijo el nieto.
Y el abuelo contesto:
¡Sí! ¿No es fantástico?

Un buen amigo (Gracias Ing. Gallegos) me compartió esta presentación que se me hizo muy interesante y que sin tener que gastar los millones de dólares con un cirujano plástico, podría ayudarnos a cuidar nuestro cuerpo, más por salud y bienestar que por vanidad.

Ojala que les guste y les sirva, aquí les va:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s