Fuente de Juventud Eterna

Hace unos días estuve chateando con una persona que estimo y respeto mucho, ya que trajo a este mundo a una de las personas mas importantes en mi vida, mi querida Suegra; después de los consabidos saludos le pregunte que como estaba y me contesto con una frase que me dejó pensando, la frase fue: “Bien, nada mas con los achaques de la Juventud Acumulada”.

Primero me dio gusto ver que mantiene un gran sentido de positivismo al ver el vaso medio lleno en vez de medio vacío; también, me puso a reflexionar en que, la juventud la podemos acumular y vivir eternamente jóvenes; ¿Y te digo por que? Porque la juventud no es una etapa de la vida, la juventud es un estado mental. La juventud no consiste en tener un cutis lozano, brazos y piernas ágiles, excelente visión, excelente reflejos, etc.
Ser joven es cuestión de voluntad, que exige ejercitar la imaginación, darle vigor a nuestras emociones, es mantener la frescura de las profundas fuentes de la vida.
Juventud significa mantener el valor para enfrentar los problemas con arrojo, con temperamento sobre la pusilanimidad de los apetitos, mantener vivo el ímpetu aventurero sobre el apego a la comodidad.

Desgraciadamente hoy nos ha tocado vivir en la Era Light por lo que, es más común encontrar esta actitud en un hombre de sesenta años que en un muchacho de veinte, porque a nuestros jóvenes desafortunadamente y gracias a que las nuevas generaciones de madres que no quieren sufrir los dolores de parto, piden las cesáreas a diestra y siniestra y le quitan a sus hijos ese empuje de vida, ese instinto de superar los obstáculos desde su nacimiento; y si a esto le adicionamos que ahora los Psicólogos retrogradas aconsejan que no los corrijamos con firmeza porque los vamos a traumar, estamos criando generaciones de seres humanos temerosos, flojos, cómodos, sin verdaderos valores de fortaleza, energía, arrojo y aventura y les robamos la juventud casi desde su niñez, pues cuando llegan a la adolescencia al menor obstáculo ya se quieren suicidar, pues no le encuentran sentido a su existencia y les parece demasiado dolorosa para vivirla.

Nadie envejece por el simple hecho de ir cumpliendo años de vida, envejecemos cuando desertamos a nuestros sueños, nuestros propósitos, nuestros ideales y metas.
Los años sin lugar a dudas irán arrugando la piel, pero cuando se renuncia al entusiasmo, a la alegría del deber bien cumplido, le salen arrugas al alma. Las preocupaciones, el temor, la falta de confianza en si mismo, encogen el corazón y aniquilan el espíritu.

Lo mismo a los sesenta años que a los dieciséis, en todo corazón humano debe palpitar el ansia por lo maravilloso, el constante apetito como de un niño por lo que ha de venir, y la alegría inherente al juego de la vida.

En cada corazón de cada ser humano existe una especie de estación de radio, que mientras reciba mensajes y señales de belleza, esperanza, alegría, valor y fuerza, tanto de los hombres y mujeres que le rodean como del infinito, llamémosle cielo o fe, seguirás siendo joven.

Cuando te das por vencido y dañas las antenas de esa estación, cuando las tormentas del pesimismo, la apatía y el cinismo cubran tu espíritu, entonces habrás envejecido, aunque solo tengas trece o quince años.
Pero mientras mantengas esas antenas en lo más alto de tu espíritu y tu corazón, dispuestas a captar las ondas del optimismo. Siempre habrá la esperanza de que mueras joven, aun cuando tengas cien años.

Y hablando de juventudes acumuladas; en un Rodeo presentan a un toro al que nadie puede montar mas de dos segundos sin caerse, llegan jinetes de todas partes, y el toro los barre en un segundo, de pronto entre el público, salta un joven de la tercera edad, monta al toro, el toro salta se revuelca, salta como enajenado, pero el viejito sigue montando, hasta que el toro cae rendido, la gente salta al ruedo, y lo llevan en hombros, se acercan sus hijos y le preguntan:
– ¿Como le hiciste papá tu jamás has montado?
– Pues no te acuerdas que tu mamá es epiléptica.

Animo y sean por siempre jóvenes, no es sencillo, pero es posible lograrlo.

Anuncios

3 Respuestas a “Fuente de Juventud Eterna

  1. ¡Hola Alf! Que post tan interesante, me vuelvo a enchufar después de cuatro días de ausencia, mi hijo entra a la uni y ocupa la compu, ni modo él tiene prioridad. Creo firmemente que la juventud no se lleva en la ropa o en la edad, si no en la actitud. Tengo problemas con mi vecina que lata dá, es una señora de unos 60 años y se compara mucho conmigo de 36 ¿peeerdon? 😳 vive haciéndo maldades a la casa y a nosotros faltas de respeto a más no poder. Esto lo saco a colación por que yo no quiero llegar a esa edad y estar envidiando la juventud física de otras o su belleza externa, si no seer una mujer plena, activa y muy amorosa, mantener mi cerebro activo, con muchos sueños y metas por cumplir. Qué triste desperdiciar el tiempo tan valioso que se va rumiando por lo que no tengo y el de al lado sí. Espero que Diosito me permita llegar a acumular “achaques de juventud” . 😆

  2. Es verdad… la vejez del alma es lo peor…conozco jovenes viejos y viejos jovenes 🙂
    Excelente articulo.
    SALUDOS DESDE LA HERMOSA PUEBLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s