Hombres y Mujeres, benditas diferencias.

Nunca había entendido porqué las necesidades sexuales de los hombres y las mujeres son tan diferentes entre si… Nunca había entendido todas esas ideas raras de que las mujeres son de Venus y los hombres de Marte. Y nunca había entendido porqué los hombres piensan con la cabeza y las mujeres con el corazón.
Hasta que una vez un buen amigo me contó la siguiente anécdota:

Una noche, mi esposa y yo nos fuimos a la cama. Y bueno, empezamos a acariciarnos, besos por aquí, besos por allá y mucho mas allá, caricias por arriba, por abajo, etc. La cuestión era que ya estaba listo para todo lo demás y en ese momento, me dice:
– Ahora no tengo ganas mi amor, sólo quiero que me abraces.
Eso me lo dice con una cara de yo no fui que no tuve otra palabra más a la mano y solo alcance a gritar:
– ¡¿¿QUEEEEEEEE??!
Entonces me dijo las palabras mágicas de casi toda mujer:
– No sabes conectarte con mis necesidades emocionales como mujer.
– ¡NO MAAAAMCHESSSSSS!
Al final, el asunto era que esa noche no iba a haber aquellito. Con toda la frustración del mundo guardé los aceites afrodisíacos, apagué las velas, quité el CD de Alejandro Sanz (que en ese momento casi siempre funciona), apagué el equipo de sonido…
Me di una buena ducha con agua helada a ver si podía calmar a la bestia y me puse a ver ‘Discovery’, a todo volumen para no dejar dormir a la hija de mi suegra… Después de un rato me quedé dormido.

Al día siguiente fuimos de compras a Plaza Fiesta San Agustín, entramos a una tienda, me fui a ver relojes mientras ella se probaba tres modelitos carísimos.
Como mujer al fin no podía decidirse por uno u otro, le dije que se llevara los tres. Entonces me dijo que necesitaba unos zapatos que le hicieran juego a $3,900.00 el par, le contesté que me parecía bien. Luego fuimos a la sección de ropa sport, de donde salimos con unas chamarras con plumas y una Bolsa Luís Vuiton.
¡Estaba tan emocionada!
Yo creo que ella estaba pensando que me había vuelto loco, pero de todas maneras no soltaba las prendas.
Quiero suponer que me estaba poniendo a prueba cuando me pidió una faldita muy corta para jugar tenis, si no sabe ni correr, mucho menos jugar tenis.
Entró en ’shock’ cuando le dije cómprate todo lo que quieras. Ella estaba casi excitada sexualmente después de todo esto; entonces dijo la palabra mágica de toda mujer:
– Ven cariño, mi vida, mi sol, mi cielo … (y otras cositas mas que dicen las mujeres cuando quieren algo), vamos a la caja a pagar.
Fue aquí cuando, de repente faltando solo una persona para pagar le dije:
– Mi amor, creo que ahora no tengo ganas de comprar todo esto…
De verdad, ojala le hubieran visto la cara, se quedó pálida cuando le dije:
– Tan solo quiero que me abraces.
Empezó a poner cara de que se iba a desmayar, se le paralizó la parte izquierda del cuerpo, le dio un tic nervioso en el ojo derecho y le dije:
-No sabes conectarte con mis necesidades financieras como hombre.

Bueno esto no ejemplifica las diferencias a la perfección pero cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia.
Obviamente es broma, benditas mujeres, no seriamos nada sin ustedes.
Como diría mi compadre Eros Ramazotti “Gracias por existir”

Anuncios

4 Respuestas a “Hombres y Mujeres, benditas diferencias.

  1. No, no, no, no…. en serio que si tú me llegases a hacer algo así, primero te mato y luego me hago auto-viuda…

    Dios de mi vidaaa!! no supe si carcajearme o desmayarme al leer esto…

    ¿Lo peor? Que sí hay hombres así de vengativos, simplemente porque NO SABEN conectarse con las necesidades emocionales de la mujer 🙄

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s