¿Y después de la Luna de Miel?

Hace unos días se casaron unos amigos, este evento ya lo reseño LULA en su blog, lo que hoy quiero compartir contigo es algo que necesitan saber muchas parejas que comienzan su vida conyugal, es algo como un Decálogo de la felicidad en una relación matrimonial, ojala y les sirva:
1.- Hay que aprender a turnarse el mal humor:
Procuren nunca disgustarse los 2 a las vez, Si los 2 pierden el control nadie nivela la nave y se va a pique, alguien debe controlarse y manejar la situación prudentemente.
2.-Nunca se griten:
Únicamente cuando se este quemando la casa y solamente en esa ocasión, cualquier ruido desagradable daña el hogar, pero si es la lengua la que lo hace eso es aun peor.
3.-Complázcanse mutuamente, siempre que no haya una razón de mucho peso:
Si alguno se niega a los deseos del otro, que en verdad haya una razón muy importante para no aceptar, deben estar convencidos y de acuerdo que existe esa razón, así ninguno será el consentido y el otro el protector.
4.-Cuando haya una oportunidad de lucirse, por ejemplo en la conversación, procuren que el que se luzca siempre sea el otro:
Es un pequeño detalle que la mayoría de la veces no cuesta nada pero se agradece mucho, y cuando esto se hace costumbre se crea un ambiente muy agradable, ya que no hay nada que se agradezca mas que el reconocimiento de nuestros valores.
5.-Dejen atrás, sin temor y sin reservas, su antigua vida de solteros:
No perderán su individualidad, ni su valor como personas, sino que crecerán mucho mas en el amor, traten de hacer lo mas posible las cosas en pareja, recuerden que un matrimonio uno mas uno es mas que dos, los amigos, la familia y aún la religión debe ser causa de unión no de lo contrario.
6.- El hogar que tiene felicidad y mucha fe es un hogar abierto:
Es obvio que la pareja necesita privacidad, pero no encerrarse en si mismos, especialmente para los necesitados y pobres, ellos en su hogar deben sentirse bienvenidos, cómodos y respaldados en su casa, recuerda que aquellos que comparten con alegría lo que tienen, nunca les falta lo necesario, eso es una Ley Natural que siempre se cumple.
7.- Nunca traigas al presente, el pasado, ni la conducta equivocada, ni las discusiones, ni las faltas y errores que ya pasaron, porque ahora ya no deben subsistir:
Para la pareja solo debe existir el hoy y el futuro inmediato, ni mas ni menos, Remover el pasado es traer problemas sin necesidad, amar es perdonar y es olvidar.
8.- Nunca terminen el día sin un regalo:
Y no me refiero a algo costoso o comprado, sino a un guiño, una caricia, una alabanza por algo que se hizo bien, una promesa, procura siempre que al irse a dormir al final del día haya una sonrisa en la cara de los dos, y por cierto, no esperes tu el regalo, trata siempre de darlo tu primero.
9.-No hagan un hábito del beso, sobre todo el de la mañana y del que se espera al regresar a la casa:
Procura que siempre haya calor en cada beso, aunque ya no haya llamaradas de pasión, procura que el beso sea tierno, dulce y con mucho sentimiento, ese es el mayor signo del amor eterno.
10.- Es imposible pedirte que nunca discutas por algo en toda tu vida matrimonial, pero por lo que más quieras en el mundo, no te pierdas del placer de la reconciliación:
Nunca te vayas a dormir si tienes una discusión pendiente, no tengas miedo a discutir, siempre que estés dispuesto a que todo termine con un beso, esto le dará vida a tu hogar, ya que un hogar donde no se debate y donde no se piden disculpas es un muerto sin enterrar, pero jamás olvides la regla de oro, en toda discusión, él que mas habla es que tiene menos razón.

Ojala y les sirva de algo a los nuevos, y a los viejos aun podemos recomponer el camino y que no les pase lo que a este amigo:

Resulta que estábamos de visita en la casa de otro matrimonio que nos habían invitado a comer con ellos y ya cuando estábamos sentados el amigo le dice a su mujer
– Cariñito, pásame la sal. La mujer se la da.
Al rato,
– Amorcito, dame el pan. La mujer se lo da.
Al rato,
– Cielito, yo lavare los platos.
A lo que yo estaba maravillado y le comento al amigo sigilosamente:
– Parece mentira, con la de años que llevan casados y que aun exista esa pasión entre los dos.
Y el otro que me responde
– Cállate guey, que hace 10 años que no me acuerdo como se llama mi vieja.

Bueno amigo lector, no olvides dejarme tu comentario y regalarle una sonrisa al mundo. MR y JL echenle ganas.

Anuncios

4 Respuestas a “¿Y después de la Luna de Miel?

  1. Animo Luna,lo mas importante es no rendirse, sino seguir dando batalla y sobre todo buscar que las cosas mejoren día con día, Dios te bendiga. Saludos.

  2. Hola Alf, ese post es muy importante, no sólo a los futuros esposos, también a los que ya estamos dentro. Ya tengo unos buenos años de casada y la verdad es que me ha sido muy difícil. Hoy en día seguimos aprendiendo y experimentando por lo que te agradezco mucho la información. Ánimo y a seguir trabajando duro, Muchas gracias por compartir Alf.

  3. Al contrario Vero, muchas gracias a ti por tu aportación, la cual complementa estupendamente el post, estoy totalmente de acuerdo con tu comentario, ojala y muchas personas externaran tan amplia y entendiblemente sus opiniones como tu, creo que esto se nutriria mucho más y sería de muchísima mas ayuda para todos, cuando gustes esta es tu casa, bendiciones para ti y tu familia.

  4. El punto 7 es importantísimo, y creo que de los que más desgasta las relaciones. Pero también, le recomiendo a todos aquellos pretensos, que anden haciendo sus planes de boda, que por favor, cuando son novios PLATIQUEN DE SUS PLANES FUTUROS, de veras. Yo sé que no es nada romántico, y que en momentos de pasión decimos “haría todo y dejaría todo por ti”. Pero a la vuelta de la esquina no es verdad. Nunca vamos a perder nuestra individualidad, ni vamos a dejar nuestros sueños, entonces procuremos que sean los mismos, o que por lo menos, la otra parte los conozca y sepa a qué le tira. Si quieres tener hijos o no (no es mentira, pero muchísimas parejas nunca platican de esto en su noviazgo), cuántos quieres tener, dónde quieres trabajar y si estarías dispuesto a cambiar tu lugar de residencia por ello, qué vas a hacer al jubilarte, si algún día piensas en darle alguna pensión a tus padres, etc., etc.

    Gracias, don Alf, por cederme tan amplio espacio, saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s