Palabra de HONOR ¿Otro valor en extinción?

Hoy escuché en las noticias algo que me llamó la atención: Un candidato que asistió a un noticiero local comentaba que él estaba dejando evidencia por escrito ante notario público de sus promesas de campaña, para que en el futuro se le puedan exigir y no sean palabras que se llevó el viento. Qué pena que hoy día sea demasiado común escuchar el término: “Papelito Habla”, es realmente muy vergonzoso que ya no se pueda confiar en la palabra de la gente, y no me refiero precisamente a los políticos, sino al ser humano común y corriente. Se dice que hay 3 tipos de personas en la mayoría de las sociedades en el mundo: “Unos poquitos que hacen que sucedan las cosas, muchos los que solo las ven suceder, y el resto que son los que ni siquiera se enteran que sucedió”. ¿Cómo puedes hacer para integrarte a la elite del primer grupo?, antes que nada hay que preguntarnos, ¿nos interesa estar en este grupo?, porque es súper cómodo estar en cualquiera de los 2 restantes. Si nuestra respuesta es positiva, el requisito es muy sencillo: “¡¡Cumple lo que te comprometiste a hacer!!”, la mayoría de los seres humanos aseguramos hasta en el nombre de Dios que haremos un sinfín de cosas y no cumplimos a la mera hora, ¿A poco no es común escuchar decir?: “me casaré contigo” y pasa el tiempo y nada, “Ahora si me pondré a hacer ejercicio” y acabamos diciendo mejor mañana hoy estoy cansado, (Cuanta sangre… me mordí la lengua), “Yo te voy a ayudar” y sabes nada más de verlo que no lo hará, o el famosísimo “En cuanto tenga voy a pagarte lo que te debo”, ¿y jamás lo vuelves a ver? Es un hecho que cuando nosotros mismos honramos la palabra que dimos, empiezan a suceder cosas importantes:

  • La gente confía más en nosotros.
  • Pensamos las cosas cien o mil veces antes de abrir la bocota.
  • Actuamos y hablamos con mayor honestidad con la gente que nos rodea.
  • Adquirimos la capacidad de no meternos en problemas o en cosas que no podemos o deseamos hacer.
  • Y muy importante, nos sentimos más orgullosos de nosotros mismos y nos valoramos mas como personas.

Cuando tu mismo no te tomas en serio ante lo que dices, jamás esperes que los demás lo hagan, y mucho menos que crean en ti. Es muy socorrido tratar de salir del paso y cuando algo no nos gusta decir una mentira piadosa, por ejemplo: El vecino que te cae regordo te invita a una reunión, y tu le dices: “fantástico, espero estar ahí con ustedes” mejor no te andes por las ramas y con mucho tacto y educación sé honesto: “Gracias por pensar en mi, pero no creo poder acompañarlos, en otra ocasión a lo mejor” Respeta siempre tus propios deseos, define tu postura y muy importante NO te sientas culpable por ser honesto contigo mismo, repito: siempre con educación y tacto, sin ofensas ni mentiras, si tú ya sabes qué vas a hacer o ir a esa hora que te están comprometiendo, no prometas nada, y si la persona te exige que te comprometas en algo, y tu no estás seguro de poder hacerlo, no prometas, lo mejor es excusarte, decir: “Mira, todavía no se si podré venir o hacer esto, si acaso puedo yo te llamaré para confirmarte, sino no cuentes conmigo” Es mucho mejor decir esto que asegurar que vas a ir o hacer algo y más tarde sacarle la vuelta y quedar como un mentiroso. Llega el marido a su casa y le dice a su esposa: -María, ¡que felices éramos hace 15 años! Y la esposa al escuchar eso reflexiona, saca sus cuentas y le responde: -Oye amorcito pero si hace 15 años ni siquiera nos conocíamos. A lo que el marido le contesta cubriéndose la cabeza en espera de la reacción: -Por eso, María… por eso. Es una realidad que cada vez que prometes que vas a hacer algo y acabas haciendo lo contrario estás mermando tu poder personal, también es muy cierto que es de sabios cambiar de opinión en alguna que otra ocasión, pero es muy necesario probarnos a nosotros mismos que tenemos el control de nuestras vidas y eso lo podemos hacer cumpliendo con nuestra palabra. Mientras mas cumplas tus compromisos más te fortalecerás, si quieres influir en los demás debes de creer en ti, y para lograrlo debes creer en lo que tu mismo te prometes y llevarlo a cabo, pide a Dios te de las fuerzas necesarias. NO olvides hacer tu comentario, me interesa mucho tu punto de vista.

Anuncios

2 Respuestas a “Palabra de HONOR ¿Otro valor en extinción?

  1. que tal Alf, no sabia que tenias blog jeje, pero me enteré por el post de lula, bueno recibe saludos, por ahi tuve el gusto de conocerlos en una reunion blogger de las que organiza italo, espero esten bien

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s