Ofensas, el arma preferida de los pequeños y débiles.

Solo las personas con un alto grado de madurez no se inmutan ante las burlas desagradables de los demás, hay ocasiones que la gente te dice cosas para poner a prueba tu paciencia, tu educación y tu madurez, por ejemplo: “¡Que bárbaro como comes con razón tienes ese cuerpo!”, “¡A donde te fuiste a cortar el cabello, para nunca ir!”, “¡¿Fuiste al salón de belleza y además les pagaste por eso que te hicieron?!”, “¡Todos sabemos que te casaste por interés!”. Las más de las veces que la gente hace este tipo de comentario es por envidia, y en su mayoría lo hace con el fin de provocarte, cualquiera que sea el motivo, la mejor estrategia es: ¡Sonreír y callar; o bien , darle la razón a esa persona!

A palabra necias, oídos complacientes, la próxima vez que tu vecino te vea que compraste algo nuevo y te diga: ¡Con la miseria que ganas y tu comprándote lujos!, solo dile, ¿si verdad? ya ves uno que es ahorrativo, No tienes que justificarte. Sonríe y olvida el comentario, no vale la pena amargarte la vida.

Cuando tu suegrita te diga “¡Yernito tu siempre de vacaciones!”, dale la razón, “¡así es, me encantan las vacaciones!” o tu cuñado te diga “Orales cuñado, ¡seguro te gastaste una fortuna en ese automóvil!”, sonríele y contéstale: “¡Te aseguro que si! ¡Odio los autos baratos!”, no permitas que te hagan enojar, y no ganas nada con enemistarte con tus parientes, al contrario.

Ahora que esta de moda en nuestro país los que usamos tapabocas y los que se sienten supermán y que nada les puede hacer daño y te hacen algún comentario despectivo, levanta los pulgares en señal de aprobación y sigue tu camino, (Dije el pulgar no el dedo de en medio que conste).

El viejo acaba de morir y en su velorio el cura trata de quedar bien con sus feligreses y le exagera un poquito con los elogios hacia el difuntito:
– El finado era un buen marido, excelente cristiano, un padre ejemplar!!…
La viuda voltea hacia uno de sus hijos y le dice al oído:
– Anda revisa el cajón y mira si es tu papá el que está adentro, porque se me hace que el padrecito se equivocó de velorio.

Amigo lector recuerda que únicamente las personas insignificantes hacen uso de las ofensas con sus semejantes, y únicamente las personas insignificantes se sienten ofendidas, Tu debes estar encima de esto, se grande.

Anuncios

2 Respuestas a “Ofensas, el arma preferida de los pequeños y débiles.

  1. “A palabras emitidas por laringes inconscientes, trompas de Eustaquio en perfecto estado de letargo” siempre me encantó ese dicho, pero ciertamente a veces se hace difícil, hay gente realmente dañina, pero que muy dañina. Y yo creo que algunos hasta lo disfrutan. Y no sigo que me pierdooooo 😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s