Cuando los hijos se van:

Uno de los temas en la vida. que me imagino le preocupan a todos los que somos padres. es cuando los chiquillos ya crecieron, tomaron las riendas de su vida y volaron para hacer sus propios nidos, de repente a Lulita y a mi nos viene la idea de que ese momento se acerca cada vez más, y recordamos cuando nosotros iniciamos en estos menesteres del matrimonio, nuestras respectivas familias reclamaban nuestra presencia en las fiestas familiares, sobre todo las más importantes, cumpleaños, piñatas, bautizos, nacimientos y otros etcéteras más. Afortunadamente no coinciden esas fechas entre ambas las familias por lo que se podían atender en la medida de las posibilidades y sobre todo porque viviamos en la misma ciudad. Situación que desde hace 7 años es cada vez mas difícil por la distancia que nos separa ahora de ellos; pero, Navidad y Fin de Año, ¡¡Santo Dios!! Que calvario para ponernos de acuerdo dónde o con quienes los pasaríamos, creo que a todos los nuevos matrimonios les ha pasado en mayor o menor grado.

Ayer me llegó esta estrategia, que espero que los canijos no la lean. Digo, a grandes males grandes remedios, ya que pienso aplicarla para cuando ellos vivan lejos. Se las comparto a ver que les parece:

El padre llama a su hijo su hijo Samuel que vive en Nueva York y le dice:

-Lamento arruinarte el día, pero, tengo que informarte que tu madre y yo nos estamos divorciando, cuarenta y cinco años de sufrimiento es suficiente.
-Papi, ¿De qué estas hablando? !Y justo antes de las fiestas de fin de año! grita el hijo.
-No podemos soportar seguir viéndonos, -le contesta el padre-. Estamos hartos uno del otro y estoy cansado del tema así que es mejor que tú llames a tu hermana Ana en Chicago para contarle.

Y corta el teléfono.

Desesperado, el hijo llama a su hermana, quien explota en el teléfono.
-¿Cómo que se están divorciando? !Yo me voy a hacer cargo del asunto!

Inmediatamente la hija llama al padre y le dice:

-Ustedes NO se divorcian!. No hagan nada hasta que yo llegue. Ahora mismo vuelvo a llamar a mi hermano y vamos los dos con ustedes. Hasta entonces no hagan nada, ¿ESCUCHASTE BIEN?

El padre deja el teléfono, mira a su esposa y le dice:

-Muy bien Ruth todo salió perfecto…
Los dos vienen para las fiestas y se pagan ellos mismos los pasajes.

Muy buena, ¿A poco no?, lo malo es que creo que solo me va a funcionar una vez ese truquito.

Be Happy…….;)

Anuncios

2 Respuestas a “Cuando los hijos se van:

  1. Heeeeeeey que honor me hizo usted Vecinita del primero, no se preocupe por los sicarios, ahi les avisare a mis bodyguards que esten al pendiente. Gracias por la visita, espero que no se la última.

  2. ¡Hey, Alf, ya estoy aquí! Como se enteren del truco todos los hijos pródigos del mundo te van enviar un par de sicarios. Qué bueno.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s