Conflictos de oficina, qué hacer para resolverlos

juntaVamos a internarnos en el enigmático mundo de las oficinas, es un hecho que hay muchas clases de oficinas, ya no se diga de sus habitantes, van desde aquellos profesionistas que se creen la crema y nata del mundo hasta los humildes office-boy o mejor conocidos como los “IBM”.
Por la misma razón que hay esta diversidad de personalidades y de formaciones académicas, es obvio que cada uno de estos habitantes tienen una idea diferente de como hacer su trabajo y como alcanzar sus metas, estos diferentes criterios sino son controlados pueden derivar en un conflicto.

Existen estudios que nos indican que la gente de las oficinas pierde más del 25% de su valioso tiempo en andar resolviendo cualquier clase de conflictos laborales. Estos pueden ser provocados por malos entendidos y se caracterizan por debates o discusiones intensas, el caso y a lo que quiero llegar es que estos conflictos distraen en demasía el logro de objetivos y conlleva a un atraso importante en el trabajo diario.

Si eres un líder o encargado de un equipo de trabajo lo que voy a presentarte a continuación te puede ayudar a darte una idea de cómo manejar algunos conflictos que pueden presentarse en tu oficina y que puedas ayudarte y ayudar a tu equipo a sacar adelante o evitar estos conflictos cuando se te presenten.

Si se hace un conflicto no lo minimices o lo ignores. Podemos optar o pensar que un conflicto desaparecerá con el simple hecho de pretender que no existe, si el conflicto es real y se presenta, enfréntalo lo más pronto posible e intenta conciliar la situación inmediatamente antes de que se ponga peor.

Aclara en lo posible el conflicto. Esto es, intenta ver definidamente cual es el meollo de la discusión, especificar claramente que esta pasando y porque, enfócate a los hechos reales y palpables no a las emociones y sentimientos de quienes están en conflicto. Dale oportunidad a tus colaboradores de expresar sus opiniones, dales tiempo de que expresen completamente sus puntos de vista, pide a los involucrados que mantengan la discusión a un nivel de plática o de conversación, no de confrontación, no des la oportunidad de que alguno domine sobre el otro.

No permitas que el conflicto quede como una pregunta de correcto o incorrecto. Es difícil que una discusión laboral se limite a un blanco o negro. Obviamente existen muchas maneras de hacer un trabajo. Así que no permitas que los sentimientos personales distorsionen tus reacciones a las opiniones de otros.

Tienes que estar muy atento a lo que dicen. Debes permanecer abierto a lo que digan los miembros del equipo. El comportamiento defensivo no es apropiado, es, incluso, contraproducente. Escucha a los demás sin prejuzgar. Si no estás seguro de entender la posición de alguien, pregunta hasta que te quede a ti muy claro que es lo que quiere decir o hacer la persona en cuestión.

Siempre debes de buscar puntos de coincidencia. Después que todos hayan tenido la posibilidad de hablar, señala lo positivo, los puntos de vista en los cuáles las personas concuerdan. Construye sobre éstas áreas para que el equipo pueda avanzar.

Busca que todas las opciones sean prácticas. Usa las discusiones como una manera de generar ideas nuevas y creativas. Procura siempre ser constructivo: busca soluciones que produzcan resultados ganar-ganar para todo el equipo.

No impongas una solución forzada. La mejor manera de resolver un conflicto es lograr un consenso. Este proceso, usualmente lleva su tiempo. No te mortifiques si tu equipo no encuentra una solución final a la primera reunión. Pero eso si, deberás definir con ellos cual será el próximo paso a seguir para continuar avanzando en la solución definitiva y resolver las diferencias y continuar desarrollando el trabajo.

A un conflicto se le puede sacar provecho cuando se maneja de manera adecuada. Para que los resultados sean de tomarse en cuenta y se conviertan en logros importantes deberán incluir estos ingredientes:

• Mejores Relaciones Interpersonales
• Mejores Habilidades de Comunicación
• Efectiva Toma de Decisiones
• Elevada Motivación
• Incremento de la Creatividad
• Aumento de la cohesión del Equipo

Por ultimo y no menos importante te dejo estos pequeños tips para tener un grupo de trabajo que desempeñe sus labores verdaderamente en equipo.

Es más sencillo llegar a conformar un buen equipo de alto desempeño cuando todos tus colaboradores toman la responsabilidad de trabajar juntos. A continuación te dejo seis maneras que pueden ayudarte a mejorar el desempeño de tu equipo de trabajo:
• Otorga poder cuando te sea posible
• Delega cuando lo consideres adecuado
• Enseña cuando veas que hace falta conocimiento de las cosas
• Desempeña tu rol de facilitador o líder cuando veas que es necesario hacerlo
• Proporciona dirección y apoyo cuando te lo pidan
• Quédate afuera en la medida que tu consideres que no eres imprescindible.

Espero que te sirva para el mejor desarrollo de tu trabajo y el de tu gente.
Sean felices.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s