La Fe (devaluada, confundida y distorsionada)

Una vez pregunte a un amigo que sabe de finanzas y economía que porque se había generado esta crisis, y me dijo: “Pues mira para que no batalles en entenderlo te lo voy a poner de esta manera: La crisis financiera se provocó por la perdida de confianza de los inversionistas en los mercados, no hay inversión, no hay producción, no hay ventas, no hay oferta, la demanda se desploma y todo se paraliza. Hasta que los mercados recuperen esa confianza, los inversionistas volverán a arriesgar su dinero y la economía se reactivará”.

Me pareció sencilla su explicación pero me dejo pensando más allá de lo económico. Creo que al cielo le está pasando algo parecido: los padres de familia, los dirigentes políticos y religiosos, los medios de comunicación y, mucha veces, nosotros mismos estamos colaborando a que estemos en crisis de valores éticos y morales; en el uso de la famosa mordida, la piratería, la corrupción, el abstencionismo, la omisión, el permitir que cada día nos sea mas normal la violencia intrafamiliar ya sea verbal, física o psicológica, la lujuria, el adulterio, la transa, el secuestro y tantas cosas que nos están debilitando la confianza en el único que nos puede sacar de este hoyo cada vez más profundo. Y lo peor es que al ver estas cosas en vez de acercarnos más, el diablo nos dice al oído “Mira a tu alrededor, ¿Ves como no existe?, ¿Crees que si existiera permitiría las guerras, las violaciones a mujeres y niños, los secuestros, los robos, los abusos de poder?, convéncete NO EXISTE, estás solo. Así que si no puedes con el enemigo, únete a él, compra tus cosas piratas son más baratas, el que no tranza no avanza, dale su mordida al servidor publico, ¿Qué necesidad tienes de hacer una fila tan larga? Date tu lugar, si alguien te grita, grítale mas fuerte, golpéalo o mátalo, si atropellas a alguien, remátalo; no lo ayudes sale mas barato muerto que vivo, dale una lana al maestro para que te pase, para qué estudias, si el compadre te puede conseguir un buen puesto. Aborta, para que te vas a atar a un chiquillo para toda la vida y ya no puedas divertirte”. Y así como esas hay millones de cosas que aquél nos dice diariamente a nuestros sentidos.

Hoy algunos estamos viviendo lo que le pasó a este amigo de la historia a continuación:

olaCuentan que una gran inundación donde el agua destrozó una ciudad y arrasó con todo. Por ahí en un techo, estaba atrapado un tipo que según el tenia mucha Fe en DIOS, mientras el agua seguía subiendo. Cuando, de repente, viene un bote a sacarlo y le gritan:
-¡rápido súbase que se va a ahogar!

El tipo lo ve y en vez de subirse les dice:

-No gracias tengo fe en Dios y se que el me salvará.

Mas tarde pasa por ahí una lancha del ejército y el capitán le dice,
-¡Rápido suba que se va a ahogar!

A lo que el tipo nuevamente le dice:
-No gracias tengo fe en Dios y se que Él me salvara.

Después pasa un helicóptero de la Fuerza Aérea y le dicen,
-Suba rápido que se va a ahogar.

Nuevamente el tipo les vuelve a decir:
-No gracias, tengo fe en Dios y se que el me salvará.

Una gran ola pasa sobre el techo donde esta el señor este y obvio lo ahogó.
Al subir al cielo el tipo le reclama a Dios:
-Señor ¿Por qué no me salvaste? ¡Yo tuve mucha Fe en ti y me abandonaste!

A lo que el Señor le responde:

-Hijito de mi corazón, si serás necio, sordo y ciego. Te mande un bote, una lancha y un helicóptero ¿que más querías?

Día con día Dios también nos esta mandando los medios para salvarnos, no dejemos que venga la ola gigante y nos acabe de ahogar, necesitamos como los mercados volver a tener FE, pero no en nuestros dirigentes precisamente, volvamos a nuestras iglesias no buscando al sacerdote o al ministro que al fin de cuentas son personas de carne y hueso como nosotros, y siempre nos van a decepcionar, sino al que venció al enemigo en el desierto y en la cruz, busquemos a Dios, él esta siempre al pendiente de nosotros, aún en las circunstancias más difíciles y desesperadas. Yo estoy seguro que en esos momentos nos tiene entre sus brazos, no lo rechacemos mas, puede ser que sea demasiado tarde.

Animo es fin de semana y el lunes es puentecito en México.

Anuncios

4 Respuestas a “La Fe (devaluada, confundida y distorsionada)

  1. Interesante reflexion, estoy de acuerdo contigo.
    Además creo que esta crisis puede ser una buena oportunidad de ser mejores cada día, en todos los sentidos.
    Feliz fin de semana

  2. Gracias a ti Elizabeth por tus amables comentarios y tus visitas, que bueno que te gusten los post y ojala y de vez en cuando te sirvan para reflexionar, recibe un afectuoso saludo.

  3. Desde que inauguraste este blog, he sido tu lectora fiel, me parece muy interesante y realista tu punto de vista, en estos momentos hay que poner los pies en la tierra y revisar nuestra vida, que podemos hacer para mejorar la situación y también es un llamado a ser solidarios.
    Muy bienvenidos, tus posts, gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s